Oración decimonoveno día de Cuaresma

Hoy es Domingo 20 de Marzo, decimonoveno día de Cuaresma, día de encuentro, descanso, día para volver a beber de la fuente después de una larga semana. Día en el que se nos recuerda que Cristo es espera esperanzada, tierra nueva, semilla nueva.

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 13,1-9

«En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían.
Jesús les contestó:
“¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera”.
Y les dijo esta parábola:
“Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: ‘Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?’ Pero el viñador contestó: ‘Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas’”»
.

¡Palabra del Señor!; ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!

TEXTO VICENCIANO:

«El análisis de la realidad constituye el inicio de toda acción misionera por parte de los misioneros de Misevi. Este análisis debe partir de un diagnóstico local de aspectos políticos, económicos, religiosos, culturales, comunitarios… Esta mirada debe ser, pues, una actitud vital que requiera de la encarnación en la realidad a transformar y que vaya acompañado de un proceso de inculturación».

Vida en Misión Art. 22.

REFLEXIÓN PERSONAL:

Dios nos llama al movimiento, a no quedarnos estancados, a dar oportunidades una y otra vez buscando opciones, alternativas, siendo creativos como decía San Vicente. Y eso necesita nuestra sociedad, ver la mano de Dios en la Esperanza, la segunda oportunidad en la mano tendida del hermano que se reinventa y ayuda a los demás a hacer lo mismo. ¿Vivo desde el convencimiento de que cada día es una nueva oportunidad?

CANCIÓN: Tu lluvia desciende (Ixcis y Emilia Arija)

ORACIÓN FINAL:

Haznos Señor personas creativas,
capaces de ver tu mano en lo cotidiano,
de saber esperar, confiados en tu Palabra.
Que las dificultades y el sin sentido de la guerra
sean motivo de esperanza, se transformen en brazos que acogen
En nuevas ilusiones y metas que alcanzar.
Derrama tu gracia y sabiduría sobre nosotros
para que así lo hagamos vida.

Amén.

Entrada anterior
Oración decimoctavo día de Cuaresma
Entrada siguiente
Oración vigésimo día de Cuaresma
Menú