Oración decimoquinto día de Cuaresma

por | 03/03/2021

Hoy es 3 de marzo. El Evangelio nos invita a reflexionar sobre aspectos que llevados al hoy nos pueden ayudar a repensarnos: ¿qué quiero?, ¿dónde quiero estar?, ¿los demás, donde quiero colocarlos?… Leo, escucho, reflexiono.

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 20,17-28

«En aquel tiempo, subiendo Jesús a Jerusalén, tomando aparte a los Doce, les dijo por el camino: “Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; y al tercer día resucitará”. Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: “¿qué deseas?”. Ella contestó: “ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda”. Pero Jesús replicó: “no sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?”. Contestaron: “podemos”. Él les dijo: “mi cáliz lo beberéis; pero sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre”. Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra los dos hermanos. Y llamándolos, Jesús les dijo: “sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos”».

¡Palabra del Señor!; ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!

TEXTO ENCÍCLICA:

«Anhelo que en esta época que nos toca vivir, reconociendo la dignidad de cada persona humana, podamos hacer renacer entre todos un deseo mundial de hermandad. Entre todos: “He ahí un hermoso secreto para soñar y hacer de nuestra vida una hermosa aventura. Nadie puede pelear la vida aisladamente. […] Se necesita una comunidad que nos sostenga, que nos ayude y en la que nos ayudemos unos a otros a mirar hacia delante. ¡Qué importante es soñar juntos! […] Solos se corre el riesgo de tener espejismos, en los que ves lo que no hay; los sueños se construyen juntos”. Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos».

Fratelli Tutti, nº 8

REFLEXIÓN PERSONAL:

Después de leer y reflexionar el Evangelio y el texto de la Fratelli Tutti me quedo con lo que me llega, en mi caso es: «mejor en comunidad, equipo, con personas que solo», «me sigue pasando, pido un lugar, a veces para mí y otras para otros que me importan, cuando en realidad las cosas y lugares vienen si tienen que venir, si corresponde y si Dios quiere», «en ocasiones no estoy dispuesto a aceptar los acontecimientos y me escondo», «a veces sigo emitiendo juicios». Esto me lleva a continuar confiando, aceptando y poniéndome en acción con esperanza. ¿A ti, qué te llega?

CANCIÓN:

“Una mano” (Migueli)

ORACIÓN FINAL:

Hoy me pongo a tu servicio, para con humildad, continuar construyendo el Reino, no importa el lugar que ocupe, sí importa el con quién y para quién. Que vea, que entienda, que sepa darme con las dos manos y con los demás. Amén.

Un pensamiento en “Oración decimoquinto día de Cuaresma

  1. Maria

    Gracias por enviar los comentarios del evangelio de cada domingg

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.