SAN FRANCISCO JAVIER (patrono de los misioneros) 3 de Diciembre 2020

Buenos días y bienvenidos, durante este rato de oración os invitamos a disfrutar del regalo del encuentro con Dios, del regalo de la cercanía de su palabra, vamos a dejar que nuestro corazón se acerque al Señor, que escuche que es lo que quiere de nosotros y sobretodo que sienta el espíritu del ser misionero allá donde nos encontremos. Os invitamos a sentirnos cerca de nuestros misioneros, a tenerlos presentes pero sobretodo a dejar que nuestros corazones se llenen de  la presencia del señor.

CANTO DE ENTRADA

(La sal y la luz – Brotes de Olivos-)

SAN FRANCISCO JAVIER (patrono de los misioneros)

Francisco Javier nació el 7 de abril en Javier (Navarra). Ya maestro de Filosofía y profesor en la Universidad de París, abandonó una prometedora carrera para seguir a Ignacio en la fundación de la Compañía de Jesús.

Tras ser ordenado sacerdote, fue enviado como misionero a la India. Desde 1542 ejerció una inmensa actividad apostólica a lo largo de las costas de la India, en Malaca, en las islas Molucas (Indonesia) y en Japón.

Murió el 3 de diciembre de 1552 en la isla de Sanciano, frente a China, a donde quería entrar para llevar el Evangelio. El amor a Dios y el celo apostólico cualificaron su vida y le convirtieron en el mayor apóstol de los tiempos modernos. Es patrono de las misiones y modelo de los misioneros.

1º semana de Adviento (Esperamos un Mundo Mejor. El pueblo que caminaba en tinieblas vio la luz))

Ambientación:

Atraídos por su figura y confiados en tu intercesión acudimos de nuevo a ti, Francisco Javier.

Durante este nuevo tiempo de Adviento nos sentimos confrontados por una pregunta muy vital para nosotros, cristianos:

¿Qué espacio estás dejando a Cristo en tu vida?

¿Te sientes cercano a él?

Una cosa es cierta: Él está cerca de nosotros. 

Que veamos Tu Rostro Señor ahí donde nos encontremos.

Tenemos que volvernos vigilantes para captar su presencia, no sólo en nuestro pequeño mundo, sino también en la Iglesia y en el ancho mundo.

Queremos ante todo dar gracias contigo a Dios porque quiso ser el centro de tu vida y hacer de ti el gran apóstol de los tiempos modernos. Alcánzanos de Él en primer lugar la gracia por excelencia de amarle también nosotros con todo el corazón, y ser testigos de Cristo con la palabra y con la vida. Y, además, si es para su gloria y bien nuestro, quisiera pedirte hoy por… y ofrecerte esta oración por…

MONICIÓN AL EVANGELIO

Jesús siempre toma la iniciativa. Se acerca, fija su mirada en aquellos pescadores y los llama a dar una orientación nueva a sus vidas. Sin su intervención, no nace nunca un verdadero cristiano.  Los creyentes hemos de vivir con más fe la presencia viva de Cristo y su mirada sobre cada uno de nosotros.

Si no es él, ¿quién puede dar una nueva orientación a nuestras vidas? 

Pero lo más decisivo es escuchar desde dentro su llamada: Escuchar esta llamada significa despertar la confianza en Jesús, reavivar nuestra adhesión personal a él, tener fe en su proyecto e identificarnos con su programa.

EVANGELIO según San Lucas

“En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la Palabra de Dios, estando él a orillas del lago de Genesaret; y vio dos barcas que estaban junto a la orilla: los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes.

Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente.

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón:

–Rema mar adentro y echad las redes para pescar.

Simón contestó:

–Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.

Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande, que reventaba la red. Hicieron señas a los socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús, diciendo:

–Apártate de mí, Señor, que soy un pecador.

Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces que habían cogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón.

Jesús dijo a Simón:

–No temas: desde ahora, serás pescador de hombres.

Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.” (Lc 3, 14-21)

Reflexión:

Este Evangelio destaca la importancia de la fe y es muy consolador. Todos los que creemos en Jesús, que murió y resucitó para nosotros, tienen la vida eterna. He ahí nuestro compromiso de seguir sus pasos como San Francisco Javier y anunciar la Buena Noticia.

Ser luz en medio de las tinieblas que nos tocan vivir y contagiar nuestra luminosidad. Jesús es la Luz del mundo. Ilumina a todos, a menudo de una forma misteriosa que los otros no pueden entender.

Música para meditar….

PADRE NUESTRO

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO JAVIER

Padre bueno, Creador de todas las cosas:

Acuérdate de tu acto creador, especialmente

de los seres humanos, que los ha hecho

a tu imagen y semejanza.

Acuérdate , oh Padre bueno que tu Hijo ha dado

la vida por ellos. Vuelve tus ojos misericordiosos

a los que tanto has amado.

Oye nuestra súplica a favor de todos los que sufren

por diferentes causas y la vida los tiene humillados.

Olvida todo mal nuestro. Atráenos a todos hacia a Ti.

Que la Luz de tu Hijo Jesús nos purifique, que su gloria

resplandezca, y en Él y por Él devuélvenos

la inocencia de tu acto creador, para que cantemos

y dancemos de alegría como hijos tuyos,

hermanos todos.

V. Ruega por nosotros, San Francisco Javier.

R. Para que seamos dignos de alcanzar

las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

CANCIÓN DE SAN FRANCISCO JAVIER CON LETRA:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.