Oración vigésimo segundo día de Cuaresma

Hoy es 23 de marzo, Santo Toribio de Mogrovejo patrono del Episcopado Latinoamericano. Estimuló a los misioneros a que siguieran su ejemplo y divulgó el Evangelio entre los indios quechuas y aymaras.

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 5,17-19

«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
“No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud.
En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley.
El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos.
Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos”»
.

¡Palabra del Señor!; ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!

TEXTO VICENCIANO:

«Consideramos que el compartir misión es uno de los frutos evangélicos de nuestros tiempos, y vivirla así hace que nos sintamos protagonistas en la historia de la Iglesia, aportando nuestro granito de arena a este movimiento renovador. Se trata de un don y servicio concedido a la Iglesia por parte de cada uno de nosotros».

REFLEXIÓN PERSONAL:

Jesús está proclamando la justicia del reino de los cielos. Una justicia que es misericordia y que se fundamenta en la paternidad de Dios. Lo decisivo son las actitudes. Por ello, Dios se te regala en la palabra que te dice.
En esa palabra, sea que la escuches; sea que la comulgues, es el Señor quien asegura tus pasos, es él quien te muestra el camino de la vida, es él quien se ha hecho camino para los que creen. La ley ya no son mandatos, sino cláusulas de libertad en la vida.

.

CANCIÓN: Escucha (Ain Karem)

ORACIÓN FINAL:

Danos Señor,
hambre de vida y de alegría,
hambre de sabiduría y de justicia,
hambre de paz para todos los pueblos,
hambre de tu Palabra,
hambre de tu Eucaristía,
hambre de Ti.

Amén.

Entrada anterior
Oración vigésimo primer día de Cuaresma
Entrada siguiente
Oración vigésimo tercer día de Cuaresma
Menú