Oración del séptimo día de Cuaresma

por | 03/03/2020

Hoy es 3 de Marzo 2020, Martes I de Cuaresma … Mi oración , ¿es diálogo abierto con Dios, lo oigo como sonido de fondo, o escucho su llamado?, ¿Mi  vivencia de esta Cuaresma me está permitiendo “oirle” con el corazón para hacer su Voluntad?… Asumamos eperiencialmente el modelo de Oración al Padre Bueno que nos propone Jesús.

EVANGELIO DEL DIA: Mateo 6, 7-15

“Al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo. Vosotros, pues, orad así:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre;
venga tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo.
Nuestro pan cotidiano dánosle hoy;
y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores;
y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal.

«Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas.”

¡Palabra del Señor!; ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!.

TEXTO VICENCIANO: “Dios ha prometido comunicarse a los Pequeños”. (S.V.P. IX, 367).

«Dios ha prometido comunicarse a los pequeños y a los humildes y manifestarles sus secretos. Así pues, ¿por qué no vamos a creer que lo que se dice es de Dios, si lo dicen los pequeños y lo dice también a unos pequeños? Sí, Hermanas mías, Dios se goza tanto en esto, que hasta se puede decir que su mayor contento es darse a conocer a los humildes. A Él no le gusta la pompa y el ornato exterior; se complace en el alma humilde, en el alma que es instruida por Él solo y que no hace caso de la ciencia de este mundo».

REFLEXIÓN PERSONAL:Al enseñarnos el Padrenuestro, Jesús nos invita a entrar en su propia oración con Abbá Yahvé, Padre y Madre de tod@s, y pero no es que sea una oración intimista, sino de implicacion comunitaria y universal; oramos por las necesidades y el bien de tod@s, con plena fe en su Voluntad,que es la extensión de su Reino a la Humanidad sin limites, un Reinado de Amor Universal, liberador del mal. Pero es también una oración que rechaza grandilocuencias, que evita discursos altaneros, y requiere brotar de la humildad y sencllez del corazón que se siente pequeño pero confiado ante el Padre Misericordioso,  que nos mueve a alegrar el espíritu, a abandonarnos cofiados en su Providencia y a actur con los demás como él lo hace con nosotros, tal y como San Vicente lo describía respecto a la actitud orante en la fe sencilla de los humildes de su tiempo, en quienes veía claramente el favor de Dios. De ellos tenemos que aprender esa misma actitud que Jesús indicaba a susdiscipulos para disponer el espíritu al dirigirnos al Padre Bueno de Todos cuando queramos dialogar con Él.

ORACIÓN FINAL:

Que aprenda a orar al Abbá con tus Palabras, Jesús, no de rutina, sino con humildad, desde mi pequeñez confiada en su benévola providencia Paternal y Maternal, sintiéndome en Fraternidad de Amor Universal con toda la humanidad y, movido por su Amor, agradarle derramándolo en quienes me rodean.
Comenzando por l@s más urgid@s del mismo, siendo Su Pan para ellos, llevando el Reino a sus necesidades, sus sufrimientos y males, y siendo Testimonio -desde mis obras y Palabras- de lo que implica este diálogo de Amor.
Y que María, la humilde joven de Nazaret interceda por nosotros y nos enseñe, como a su Hijo, a vivir realmente la oración que Él nos dejó como modelo de diálogo con el Dios de Tod@s.
Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.