Oración vigésimo quinto día de Cuaresma

por | 30/03/2019

Hoy es sábado 30 de marzo de la tercera semana de Cuaresma. Cuán fácil es medir nuestra bondad por las cosas que hacemos, y no por lo que llena nuestro corazón. ¡Qué importante es esta parábola que vamos a escuchar enseguida! Los protagonistas son personajes típicos, no solo del tiempo de Jesús, sino de todos los tiempos.

Lc 18, 9-14

“En aquel tiempo, a algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos y despreciaban a los demás, dijo Jesús esta parábola: – «Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: «¡Oh Dios!, te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo». El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; sólo se golpeaba el pecho, diciendo: «¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador.» Os digo que éste bajó a su casa justificado, y aquél no. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido».

Palabra de Dios

TEXTO VICENCIANO

Al servicio de la verdad: “Si alguna cosa me consuela al dejar la tierra sin haber hecho lo que hubiera deseado, es que no he trabajado jamás para las alabanzas de los hombres, sino al servicio de la verdad”. (Federico Ozanam).

REFLEXIÓN PERSONAL

¿Soy honesta/o conmigo cuando me presento ante Ti, Señor? Tú lees mi pobre corazón. ¿Es mi verdadero yo el que Tú amas, con todos mis defectos? Oro para pedir humildad. Porque la humildad acerca a Dios y el orgullo aleja de Él. La humildad que hace sentir la debilidad y necesidad de Dios, atrae la compasión de Dios.

Así era Federico Ozanam No pronunció jamás una sola palabra que pudiese herir a los oyentes que no compartieran sus ideas y, si no ceja en su voluntad bien afianzada de exponer la verdad y sólo la verdad, tiene sumo cuidado de hacerlo sin la menor agresividad. Prefiere la persuasión a cualquier otro procedimiento que no respete escrupulosamente la opinión y la libertad del otro. Esta constante de su comportamiento le permitó afirmar, al atardecer de su existencia -demasiado breve- las palabras que hemos leído anteriormente.

CANCIÓN

“Adéntrate” (Ruah)

ORACIÓN FINAL

Cristo Jesús acompaña en esta cuaresma donde nos volvemos paso a paso al Dios de la misericordia y el perdón. Nuestro corazón está a veces oscuro y necesitamos de a luz de tu Espíritu. Danos alegría porque necesitamos de ti para vivir, y haz que nos movamos contigo a la nueva medida, la media del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.