Oración vigésimo cuarto día de Cuaresma

por | 29/03/2019

Hoy es viernes 29 de marzo de la tercera semana de Cuaresma. ¿Te has puesto a pensar sobre cuánto amas a Dios? La ley nos dice que se debe amar a Dios con todo el corazón, con toda nuestra mente, con todas nuestras fuerzas pero, ¿cómo? ¿Qué significa esto? El problema del amor es siempre el punto de referencia. El cristiano tiene como único punto de referencia a Cristo, es decir, al amar tenemos que hacerlo de la misma manera que él lo hizo: hasta dar la vida por el ser amado.

Mc 12, 28-34

“En aquel tiempo, uno de los escribas se acercó a Jesús y le preguntó: « ¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?» Jesús le respondió: «El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor; amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay ningún mandamiento mayor que éstos».

El escriba replicó: «Muy bien, Maestro. Tienes razón, cuando dices que el Señor es único y que no hay otro fuera de él, y amarlo con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, vale más que todos los holocaustos y sacrificios».

Jesús, viendo que había hablado muy sensatamente, le dijo: «No estás lejos del Reino de Dios». Y ya nadie se atrevió a hacerle más preguntas”.

Palabra de Dios

TEXTO VICENCIANO

Amando a quienes piensan distinto: “Aprendamos a defender nuestras convicciones sin odiar a nuestros adversarios, amando a quienes piensan distinto que nosotros… Quejemonos menos de nuestro tiempo y más de nosotros mismos”. (Federico Ozanam).

REFLEXIÓN PERSONAL

Transcurridos veinte siglos, cualquier persona que se acerca con interés y honestidad a la figura de Jesús, se encuentra enfrentado a esta pregunta: « ¿Quién es Jesús?». La respuesta solo puede ser personal. Soy yo quien tengo que responder y lo he de hacer sobretodo con mi vida de cada día. Porque un amor así ayuda a crecer y hace que el otro crezca.

En relación con esto, una característica del comportamiento de Federico Ozanam en su enseñanza y, en general, en todas sus relaciones con los medios intelectuales, es el respeto a los demás: la tolerancia. El combate por la verdad…

Su bondad natural, unida a su esencial probidad, le empuja a acoger con estima y benevolencia la opinión del otro, aunque sea contraria a la suya

CANCIÓN

“Quién amó primero” (Ruah)

ORACIÓN FINAL

Un mandamiento nuevo os doy que os améis unos a otros como yo os he amado. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos con los otros. Considerad como propias las necesidades de los demás y hacedlo con un corazón puro; no solo de palabra sino con obras y de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.