Oración cuarto día de Cuaresma

por | 04/03/2017

Hoy cuatro de marzo de dos mil diecisiete Jesús quiere hablarnos a cada uno de nosotros en persona y nos representa como el publicano, escuchemos que lección tiene preparada para cada uno.

Lc 5, 27-32

En aquel tiempo, Jesús vio a un publicano llamado Leví, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: —«Sígueme.» Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su honor un gran banquete en su casa, y estaban a la mesa con ellos un gran número de publicanos y otros. Los fariseos y los escribas dijeron a sus discípulos, criticándolo: —« ¿Cómo es que coméis y bebéis con publicanos y pecadores?» Jesús les replicó: —«No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan.»

Palabra de Dios

Dadme un hombre de oración y será capaz de todo. SAN VICENTE PAUL

Jesús pasaba muy atento con los ojos y oídos muy despiertos para descubrir todo cuanto veía. Vio a un publicano y le dice que le siga. Los dos se complementan, no tienen ningún reparo el qué dirán, saben serán criticados. Levi le invita le ofrece un gran banquete en su casa, Jesús lo acepta y entra. Levi le siguió, se fió totalmente de Jesús.En Este Evangelio Jesús nos da una gran lección a todos, empezando por sus discípulos. “No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores a que se conviertan”.

 

ORACIÓN FINAL
En la oración de San Vicente nunca falto pedir a Dios por los pobres y sus necesidades. Te pedimos por tantos hombres, mujeres, y niños que sufren situaciones de pobreza, hambre dolor o malos tratos. Millones de personas en todo el mundo que no tienen ni siquiera lo necesario para vivir. Dales, Señor la confianza y la fe que necesitan. Roguemos al Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.